Desde la propia prehistoria de Billar de Letras, cuando aún no tenía nombre y eran talleres de escritura y clubes de lectura en nuestra casa de la calle Espíritu Santo, en el corazón de Malasaña, escritores cuyas novelas he tenido el privilegio de asesorar, hasta alumnos que han compartido la aventura de la escritura en espacios literarios más tradicionales, nos dejan sus opiniones. De todas aprendemos.

14 comments

  1. Maria Jesús Martín González

    Llevo muchos años escribiendo y viajando, pero nunca había sentido la imperiosa necesidad de escribir una novela. Las clases de Ronaldo me han acercado a este mundo dejando de lado la autocrítica continua como filóloga, al arte de narración en estado puro. Y puedo decir que he ampliado horizontes y he hecho también buenos amigos.

    Taller de novela avanzado

  2. Nicolás Mattera

    Sigo a Ronaldo desde hace años, en los distintos talleres y tutoriales que ha ido haciendo y puedo decir, sin lugar a equivocarme (he ido a varios talles con distintos docentes), que es uno de los mejores profesores de Madrid. Gran escritor y gran persona.

    Taller de proyectos narrativos y taller de novela avanzado

  3. Paloma Benavente

    Para mí Ronaldo, como profesor, era casi un adivino: de un solo vistazo vio qué estructura necesitaba mi novela, qué le sobraba, cómo mejorar un diálogo con detallitos obvios para un ojo experto pero que solo él era capaz de descubrir. Confío plenamente en su buena labor como profesor ya que detectó el alma de mis escritos como en una radiografía. Se lo recomiendo a conocidos y desconocidos.

    Taller de Novela y tutorial de proyectos narrativos

  4. Pablo Bravo

    Ronaldo es un repartidor de narraciones a traición. Armado de historias te ametralla sin compasión y lo que es peor, siempre hacia un mismo blanco: tu propia riqueza emocional, intelectual y experiencial. Créeme, yo hace ya tiempo que estoy herido por este cabrón.

    Taller de relato 1 y 2, y taller de Lectura y escritura

  5. Claudio Mazza

    Estudiar con Ronaldo Menéndez es aprender a asumir el riesgo de disfrutar de lo que haces. Ronaldo es como ese capitán que, en plena tormenta, conduce la nave temerariamente, hasta el límite del naufragio y, desde el puente, insulta a los dioses y los desafía a ponérselo aún más difícil. Ronaldo sabe mucho y lo da todo, no se guarda ni un cachito. Te desborda de conocimientos y de herramientas y ganzúas. Te enfrenta con tus propios recursos para que sepas cómo utilizarlos al máximo. Un curso con Ronaldo Menéndez es como protagonizar una novela: no eres el mismo al terminar.

    Taller de Novela 1 y Tutorial de Proyectos narrativos

  6. Fernando Manzanares

    Aprender a leer, aprender a escuchar, a interpretar, a analizar y por supuesto a escribir. Las clases de Ronaldo son pura pasión, un torbellino emocional y motivacional. Para mi el momento de la semana más esperado. Las clases magistrales enganchan y pasan demasiado rápido. Ronaldo tiene una altísima capacidad para transmitir sus conocimientos de forma amena y comprensible.
    Además, como no solo de literatura vive el hombre y la mujer, es extraordinario conocer gente maravillosa con tu misma pasión por las letras de los que se aprende un montón y que ¡oh magia literaria! enseguida dejan de ser sólo compañeros de clase para conversirte en AMIGOS, así, en mayúsculas.

    Taller de novela 1 y novela avanzado

  7. Maria José Rivera Ortún

    Hablo de Ronaldo Menéndez desde el punto de vista de una alumna que ha
    permanecido en su taller durante cuatro años, que no es poco. Yo lo
    llamaría olfato fino. Ronaldo tiene ese olfato finísimo que todo lo
    huele. Soy peleona y cada vez que me advertía con su habitual
    claridad de que algo no estaba bien, mi primera reacción era ponerme
    a la defensiva. ¡Que no, hombre, que no! Hasta que inexorablemente
    llegaba la rendición total, porque no se puede negar lo evidente. No
    hay que darle más vueltas: Ronaldo siempre da en el clavo. Y siempre,
    escondidos en sus comentarios, está el correspondiente remedio. Debe
    de ser instintivo. Está hecho de palabras y las palabras le aman. Es
    un don.

    Asesoría personalizada de novela

  8. Charo Santolaya

    Ronaldo tiene la facultad de hacer que en tu cabeza se vayan generando ideas a medida que él habla. Te vas a casa dándole vueltas a alguna corrección o a una nueva historia, con unas ganas tremendas de ponerte a escribir.

    Taller de lectura y escritura

  9. Ángeles Sánchez Domínguez

    El Taller de novela de Ronaldo Menéndez se ha desarrollado entre 2013 y 2014. Cada cita semanal de dos horas se alternaba entre sesiones dedicadas a atender explicaciones teóricas: facilitándonos herramientas, ejemplos de autores y recursos literarios para plantearnos o replantearnos nuestros propios textos o bien los realizados como parte práctica de la clase teórica precedente, o para la puesta en común de fragmentos o capítulos de novelas que cada uno estaba desarrollando; también para recabar la opinión del grupo sobre los relatos en los que cada uno iba trabajando por su cuenta. Todos los integrantes del taller han escrito relato y/o novela, recibido premios o menciones y publicado en la mayoría de los casos.

    El elemento singular y aglutinador del taller es la solvencia de conocimientos de Ronaldo Menéndez y su propio carácter personal. Tanto en relato como en novela respira recursos literarios por los cuatro costados del cuerpo y esto es literal. Atender sus explicaciones es quedar fascinado por la síntesis de su exposición, su capacidad analítica y expresiva, sus movimientos que fluyen con el impulso ágil de su pensamiento. Su entrega a la docencia ante una audiencia exigente y ávida lo mueve, lo electriza, lo trasciende, llevándole a ampliar significados más allá de las palabras precisas que van brotando de su fuente interior plena de conocimientos literarios, del estudio riguroso de los textos a los que se le supone horas y años de dedicación, y pone de manifiesto su amor por el poder humanista y el disfrute y consuelo que la literatura aporta a nuestra vida.

    También las sesiones se plantean en plan tertulia y acaban de una manera relajada: surgen comentarios, coñas, risas, se toman aperitivos, etc. Siempre las sesiones se alargan mucho más de lo estipulado (para el que quiera) y se va formando un grupo de amistad y apoyo mutuo literario y personal: te aseguras de estar con gente que le mueve lo mismo que a ti, y te vas con cansancio y la esperanza de que volverá a producirse esa dinámica, porque la energía electrizante disparada que se estaba moviendo durante la sesión también la estabas produciendo tú y en mi caso siempre me quedo con ganas de más porque es un lugar donde me gusta encontrarme conmigo y con los demás.

    Deseo mucha suerte en su andadura a Billar de Letras. A Ronaldo Menéndez y a Natalia Alonso que es el complemento vital y catalizador del profesor y de los talleristas, ella es la base sólida que reparte y hace circular la energía que en el grupo se va creando siendo también ella misma, alumna. Su ojo entrenado y clínico, también su entrega, contribuyen a ahondar en el comentario de los textos y a hacer que los integrantes del taller se sientan cómodamente acogidos en más de un sentido.

    Taller de novela 1 y novela avanzado

  10. Pablo Fernández

    Trabajar con Ronaldo en alguno de sus talleres-clases es recibir una continua lección sobre los problemas que plantea las escritura, sobre sus variadas soluciones, pero, ojo, Ronaldo no transmite un conocimiento seco, sin vida, algo exclusivamente académico, sino vivido, experimentado en carne propia, apasionado, como apasionada es la persona. Continua apertura a distintas formas literarias, vistas siempre como manifestación de las variadas formas de vivir y de pensar, de eso que llamamos “psicologías”, ese magma de luces y negruras que es el alma humana, clases conducidas con inteligencia, muchas inolvidables, llenas de descubrimientos, todo eso y más es lo que recuerdo.

    Taller de novela, taller de lectura y escritura y Club de lectura

  11. Maite Fernández

    En las clases de Ronaldo encontré todo lo que necesitaba: aprendizaje, estímulo y diversión. A lo largo del curso hubo clases magistrales memorables, como la de la relación entre la ficción y la verdad, hubo tiempo para leer los textos propios y escuchar los de los compañeros (relatos premiados, proyectos de novelas, reflexiones sobre nuestra propia escritura…), y también para charlar, para hacer amigos, para pasar buenos ratos entre gente afín.

    Taller de relato 1 y 2, taller de lectura y escritura, Taller de novela avanzado y Profesora del taller de traducción./em>

  12. Elena González del Pino

    Su cultura literaria, q nunca me deja de sorprender, hace q tenga un ojo rapido y certero para corregir y encauzar tus textos. Sus clases son amenas y perspicaces. Como un buen vino, siempre tienen notas, matices q rememorar.

    Taller de Relato 1 y 2, taller de Lectura y escritura y Club de lectura.

  13. Cristina Espiga

    Ronaldo de los tres años que estuve contigo en el taller de escritura de cuento aprendí mucho, de verdad, y no te imaginas lo que me alegro por ese mundo nuevo que me abriste. Una de las cosas que te agradezco de verdad es que me enseñaras a leer, que puede sonar un poco extraño, pero cuando leemos muchas veces no apreciamos todo lo que puede encerrar un libro. Gracias a ti descubrí el placer de identificar un personaje bien construido, el deleite que te puede producir un narrador que te envuelve con sus palabras, una descripción que te toca el corazón o un cuento cuya maestría hace que se te quede grabado para siempre. Se puede escribir mejor o peor, el resultado puede satisfacerte más o menos pero para mí es muy importante el poder sacar lo que llevo dentro de mí en forma de palabras, mis emociones, mi necesidad de crear escribiendo, mis chorradas… y eso lo he conseguido también gracias a ti. Y todo eso lo he aprendido de alguien dotado de gran paciencia, de sentido del humor y de mucho amor al arte.

    Taller de relato 1 y 2, y taller de lectura y escritura

  14. Lola Martín

    Otro gran acierto de Billar de letras la propuesta de analizar “El sueño de la aldea Ding” contando además con la presencia de su editor que nos aproximó al autor y a las peculiaridades de China.

    Un disfrute y un aprendizaje que agradezco sinceramente.

    Club de lectura 2014-2015

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *