Escribir para ser leído: Taller de autocorrección de originales y traducciones por Virginia Rodríguez

El objetivo de este taller es ofrecer herramientas prácticas para la autocorrección y mejora de las competencias de escritura de toda clase de textos (de creación literaria, traducciones, textos académicos, profesionales e incluso de comunicación personal) y a todos los niveles (ortotipografía y composición, selección léxica, sintaxis, gramática textual, estructura y estilo).

Para que resulte efectivamente práctico, es imprescindible que participantes y profesora manejen un corpus suficiente de lecturas compartidas, un pequeño muestrario textual que sirva para el análisis conjunto (en las primeras sesiones) y la aplicación de las nuevas herramientas (en las siguientes).

Las nociones teóricas se sustentarán en recomendaciones bibliográficas y se contrastarán en un primer momento con el trabajo sobre dos textos de muestra, que los participantes deberán leer antes de la primera sesión.

En las últimas sesiones trabajaremos con la producción textual de los propios participantes: cada uno compartirá unas páginas con el grupo; la profesora se las devolverá a sus autores con propuestas de corrección y comentarios, y en la conversación siguiente los participantes irán afilando sus herramientas.

Se trata de un curso individualizado: la profesora corregirá los textos fuera del horario lectivo y se los devolverá a cada participante por correo electrónico. Después, cuando cada uno haya podido ver el tipo de propuestas de corrección y comentarios que se les trasladen, se comentarán en grupo.

Como se sabe, todo empieza por aprender a leer/escribir despacio (lo que no es tan sencillo como pudiera parecer, ya que en cierto sentido se trata de un desaprendizaje). Por eso, se invita a los participantes a llevar a cabo una lectura lenta y desautomatizada de los textos que se proponen. Después de esa lectura —analítica, insisto, no placentera—, el lector/corrector debe ser capaz de pronunciarse sobre estas cuestiones (las mismas que el escritor tendrá en mente antes de acometer su tarea):

Género del texto, que puede ser literario (narrativa, poesía, teatro, ensayo) o no literario (académico, periodístico, científico, administrativo…), una caracterización básica a partir de la que deberíamos ser capaces de profundizar (por ejemplo: narración breve de autoficción realista).

Tema o idea central en torno a la que se articula el texto y suma de motivos mediante los que se expresa.

Punto de vista: ¿quién habla y a quién se dirige? Esto es fundamental, ya que en la selección de contenidos y en la manera de presentarlos desde la enunciación se percibe la ideología que hay detrás (o delante) de todo mensaje, y atención porque en textos narrativos es frecuente que el punto de vista del narrador (ya sea en primera o en tercera persona) no coincida con el del autor interno, así como en textos ensayísticos y no literarios es frecuente que la ideología declarada no coincida con la que se deduce de la selección de contenidos y la manera de presentarlos.

Estructura, aspecto que ofrece pistas claras sobre la relevancia de los contenidos y, por lo tanto, sobre el tema de los textos.

Estilo, puesto que le style c’est l’homme, que decía Buffon.

Una vez desentrañada la cualidad del texto, es posible juzgar su calidad: ¿logra cumplir con éxito todos los aspectos cualitativos que le son propios? Y si no, ¿dónde está el fallo?

Un último apunte: solo a partir del dominio de la norma es posible desplegar un uso lingüístico (desarrollar un estilo) que la infrinja o la respete convenientemente para sus fines.

FECHAS: 5, 12, 19 y 26 de abril y 2 y 9 de mayo de 2024
HORARIO:  viernes de 18:00 a 20:00
FORMATOOnline a través de Zoom con posibilidad de ver las grabaciones en diferido en casa de ser necesario
PRECIO: 250€